martes, abril 11, 2006

SEGURIDAD & CONECTIVIDAD. LOS ESTADOS UNIDOS, CHINA Y ... WINSTON CHURCHILL
. Thomas P.M. Barnett: "What would Churchill do?", Knoxville Gazette

El "loco" Thomas Barnett vuelve a la carga con una de sus semi-disparatadas (pero muy interesantes) ideas (*). En una estudio sobre la special relationship entre los Estados Unidos y Gran Bretaña, Barnett afirma que muy pronto llegará el turno de los Estados Unidos de establecer una relación del mismo tipo con ... China.

Gran Bretaña, dice Barnett, se dio cuenta hace un siglo del inevitable ascenso de los Estados Unidos. Decidió aliarse con el futuro gigante, actuando como su "mentor" ― un poco como los griegos con los romanos hace dos mil doscientos años. Hoy en día, dice el "loco", los Estados Unidos enfrentan un dilema similar con respecto a China.

Por un lado, pueden optar por ver a China como la nueva Prusia. En tal caso, una guerra (o varias) en gran escala será algún día inevitable. Esta es la posición de varios neo-cons. Por otro lado, pueden optar por el camino de los griegos y de los británicos: aliarse al nuevo gigante ― e intentar influenciarlo.

Me encanta, hacia el final de la nota, el comentario sobre Francia:

"Imagínese un mundo futuro en el cual [los Estados Unidos] tienen más cosas en común con China que con Japón; con la India que con Gran Bretaña; con Rusia que con Alemania; con Brasil que con Francia. En realidad, este último punto es bastante fácil de imaginar ahora mismo".

(*) Thomas P.M Barnett es el autor de Blueprint for Action. A Future Worth Creating (Nueva York: Putnam, 2005) y de The Pentagon's New Map. War and Peace in the 21st Century (Nueva York: Putnam, 2004). Barnett divide a los países según el grado de "conectividad" con la economía global. Hay tres grupos, definidos por su grado de conexión: el Core (básicamente, la OECD), el New Core (China, la India, Rusia, Brasil, etc.) y el Gap (los no-integrados: el Medio-Oriente ex-Israel, Africa ex-Sudáfrica, el Caribe, el norte de Sud-América, y el Sudeste Asiático ex-"Tigres"). Barnett piensa que el Core y el New Core tendrán cada vez más interés en cooperar para conectar al Gap.

3 comentarios:

René Guerra dijo...

China no es una pelota homogénea. Si se produce una regresión liberticida en China, puede ser un regreso al totalitarismo, o una socialdemocracia emergente con respeto formal de libertades civiles y enfriamiento económico. En este caso puede mantenerse más o menos cohesionada. De proseguir el camino actual, es mas posible que las disparidades entre regiones desemboquen en una fragmentación, aunque sin que aparezcan una docena de norcoreas.

agustin dijo...

René. Bueno punto! Mi sensación es que China se irá pareciendo, lentamente, a Hong Kong. No habrá democracia, pero de a poco introducirán el juicio por jurados y una versión sui generis del "common law". No veo como pueden resolver la cuestión campesina de otra manera. Saludos.

René Guerra dijo...

Ojalá tengamos suerte y sea como dices. Yo temo mucho por otras "soluciones". Aquí están mis ideas algo más desarrolladas, y mis miedos por la posición que pueda adoptar occidente respecto al "problema" chino: China
Es sólo una página, no tengas miedo :)
No lo puse directamente aquí para no hacer un comentario más largo que el blog :)