miércoles, abril 01, 2009

SANGRE, SUDOR & ... ¡VICTORIA!
. Universiteit Leiden

Acaba de terminar mi primer bimestre como Associate Professor de International Political Economy (IPE) en la Universidad de Leiden, en Holanda. Ha sido mucho más difícil que lo esperado. Tuve dos problemas: en primer lugar, la clase se dividió entre los que querían más economía y los que querían más política. Resolví el problema con sesiones especiales para los más técnicos: mercado de crédito, mercado de reservas bancarias, política monetaria, crisis financieras, currency swaps, etc. Al final, terminaron super-entusiasmados. El segundo problema fue más difícil: ¡el mundo se venía abajo mientras daba las clases! Armado para tiempos normales, mi programa quedó rápidamente obsoleto por la violencia de la crisis financiera y económica. Tuve que preparar uno nuevo programa de clases, todos los días desde las 7:00 de la mañana hasta las doce de la noche. Valió la pena el esfuerzo; al final, creo que los alumnos se llevan una buena impresión. Hemos salido ganando todos. Tal como está armado ahora, el programa cubre los siguientes tópicos: (a) las escuelas de pensamiento en IPE: realismo, liberalismo, marxismo (más una cuota de Schumpeter y Keynes); (b) el mercado de crédito & los bancos centrales (más episodios de flight-to-quality); (c) la economía política del desarrollo chino & la moneda internacional de reserva; (d) el enfoque de conectividad en IPE; (f) diplomacia financiera.

Más detalles pronto.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

y la curropcion?

Anónimo dijo...

corrupcion

Agustin dijo...

Anónimo. Está en la parte de "governance", en conectividad, por supuesto!(Aunque también aparece, de manera indirecta, en la cuestión de la moneda internacional de reserva; más que corrupción en sí, el problema aquí es el exceso de codicia -- magistralmente identificado por Jacques Rueff en 1961 como una de las consecuencias de un sistema de moneda internacional de reserva, porque crea la ilusión de la ausencia de ajuste en países deficitarios).
Saludos.

Marta Salazar dijo...

fantástico!!! gracias x contarnos!!!