viernes, octubre 07, 2005

LIQUIDEZ GLOBAL & MONEDA DE RESERVA. HUGO CHÁVEZ, IMITADOR DE CHARLES DE GAULLE [Versión corregida y ampliada el 8 de octubre]
. Andy Webb-Vidal: "Chávez moves reserves out of US Treasuries", Financial Times

El Financial Times anunció ayer que Venezuela vendió, a lo largo de los últimos cuatro meses, cerca de $14bn en Treasuries de sus reservas. La maniobra tiene lugar cuarenta años después del anuncio del general Charles de Gaulle --presidente de la Quinta República francesa-- de convertir en oro la reservas de la Banque de France (*).

El 4 de febrero de 1965, de Gaulle anunció en conferencia de prensa en el palacio de l'Élysée la nueva política francesa de conversión sistemática a oro de los saldos en dólares del banco central francés. Para agregar dramatismo al anuncio, el general mandó aviones de Air France a retirar el oro físico de Fort Knox.

De Gaulle prefirió pagar los enormes costos de flete y seguro con tal de evitar que el oro francés permaneciera en custodia de la Reserva Federal de Nueva York. Algo similar se desprende de la medida anunciada por Caracas: el Sr. Chávez no quiso que los activos venezolanos permanecieran en custodia de la Fed --y los hizo transferir a Basilea, al Bank for International Settlements (de Gaulle también favorecía la entidad de Basilea).

Hay interesantes similitudes entre los personajes. Veamos:

- Background militar. Tanto de Gaulle como Chávez provienen del ejército de tierra de sus países. De Gaulle fue nombrado general en plena batalla contra los alemanes en el verano de 1940. Chávez nunca accedió al rango. Por otra parte, a de Gaulle le tocó pelear de verdad: quedó herido de bala en dos oportunidades en la guerra de 1914-1918, y comandó la fuerza de tanques francesa en 1940. La cuestión militar tiene su importancia desde el punto de vista de las concepciones políticas: los militares-políticos suelen ser nacionalistas.

- Equilibrio. En materia de relaciones internacionales, de Gaulle creía con pasión en la noción de équilibre. Toda su política exterior estaba basada en la idea de crear contrapesos al exceso de poder. Para "contra-balancear" a los Estados Unidos --dentro de la Alianza Atlántica-- de Gaulle contaba con dos herramientas: (a) un arsenal nuclear de primer nivel; (2) las mayores reservas en dólares del mundo. Chávez está armando a Venezuela --y ahora vende dólares. Como la mayoría de los "equilibristas internacionales" de la historia (Metternich, de Gaulle, Kissinger, Nixon), Chávez ofrece una interesante paradoja: no cree en los frenos y contrapesos ... domésticos.

- Imperialismo. Las notas de Alain Peyrefitte están llenas de comentarios de de Gaulle contra el "imperialismo" estadounidense. En febrero de 1963, antes de empezar la campaña de compra de oro, de Gaulle le comentó a Peyrefitte: "L'impérialisme américain, aucun domaine lui échappe. Il prend toutes les formes, mais la plus insidieuse est celle du dollar" (**). La conferencia de prensa de de Gaulle tuvo lugar apenas dos días antes de la gran ofensiva del presidente L.B. Johnson en Vietnam. Al retirar oro de Fort Knox, de Gaulle esperaba que otros países lo imitaran, contribuyendo así a limitar la capacidad financiera de los Estados Unidos para continuar la guerra. Hugo Chávez probablemente piensa lo mismo con respecto a Irak.

Diferencias & destinos
Hasta aquí las similitudes. Las diferencias no favorecen, en mi opinión, al líder venezolano. Por empezar, de Gaulle era un intelectual de primer nivel. Conocía bien los clásicos griegos y romanos, la literatura francesa y la historia universal. Podía hablar en inglés con Roosevelt y en alemán con Adenauer.

De Gaulle escribió una decena de libros; para Anthony Eden, el ministro de relaciones exteriores de Churchill, las Mémoires de guerre (Paris: Plon, 1954-1959) eran una de las principales obras de la post-guerra. Pasados los 70 años, el presidente francés se puso a estudiar economía y finanzas, leyendo los libros del especialista en monedas de reserva Jacques Rueff.

Políticamente, el líder francés no creía ni un minuto en el socialismo. Bajo su liderazgo, Francia adoptó un programa económico liberal en diciembre de 1958, que terminó produciendo el mayor "boom" económico de su historia. (Sin embargo, varios sectores quedaron bajo control estatal, y el banco central no era independiente como el Bundesbank).

Otra diferencia interesante: la religión. De Gaulle era un católico practicante, un hecho que le ayudó a poner un límite a su ambición personal. ¿Y la corrupción? De Gaulle vivía en el modesto pueblo de Colombey-les-deux-Églises, en una casa cuya sencillez sorprendió al canciller Adenauer.

En un memo al Departamento de Estado, el embajador estadounidense en Paris Charles Bohlen escribió en 1965: "No concession or bribe of any kind will affect de Gaulle's attitude or policy". A juzgar por el desastre de corrupción que se vive hoy en Venezuela, no estoy seguro que se pueda decir lo mismo de Hugo Chávez.

Más allá de lo anecdótico, lo cierto es que el líder venezolano podría meditar sobre la experiencia de Charles de Gaulle. El dirigismo en el sector financiero acabó minando las bases de la economía francesa hacia finales de la década de 1960. En 1968, tras la revuelta estudiantil y la invasión soviética de Checoslovaquia, los inversores se retiraron masivamente de Francia.

Frente a la recesión y al descontento social, de Gaulle tuvo la dignidad de renunciar. Los franceses lo acaban de elegir como "el francés más grande de la historia". ¿Renunciará algún día Hugo Chávez?

(*) El tema está tratado en detalle en mi tesis de MA in American Studies: "Charles de Gaulle and the Deconstruction of the Dollar, 1958-1969", University of Amsterdam, agosto de 1005.
(**) Alain Peyrefitte. C' était de Gaulle. Paris: Gallimard, 2002.

1 comentario:

fulanitos05 dijo...

Comentar de manera anónima en Mackinlay's es más sencillo de lo que parece. Siga los pasos, siempre de un "user name" y un "pass word" (fulano, mengano, Bear, Dollar Bull, etc). Cuando el sistema le pida "su" blog, esbriba un nombre cualquiera.