viernes, abril 18, 2008

двоевластие!
. Neil Buckley: "Riddle over who steers the tandem", Financial Times

Mientras sigo escribiendo a cuenta-gotas mi reseña del libro de Dominique de Villepin, leo esta fascinante nota del Financial Times sobre el problema de la "dualidad del poder" en Rusia. Esta noción se conoce en Rusia como dvoyevlastiye o двоевластие (aclaro que no entiendo ni una palabra de ruso, pero no resisto a la tentación de transcribir —espero que correctamente— la palabra). Neil Buckley se refiere, naturalmente, a las incógnitas planteadas por el dúo Medvedev-Putin. Pero antes de describir los riesgos de la двоевластие, Buckley llama la atención —con excelente criterio— sobre un hecho inédito en Rusia: por primera vez en la historia milenaria del país, un líder que no fue depuesto abandona el poder en perfectas condiciones de salud. Todos los anteriores cayeron de manera violenta, o fueron asesinados, o murieron de causas naturales, o se fueron en pésimas condiciones físicas. A pesar de los obvios problemas, estamos entonces frente una importante novedad [1].

Buckley se pregunta: ¿Cuál de los dos va a call the shots? ¿Medvedev como presidente, o Putin como primer ministro? Aparentemente, Putin desea apoyar a Medvedev — no intentará él mismo liderar el gobierno. Otros piensan que Medvedev deberá pasar el test de una crisis antes de afirmarse en el cargo. Puede ser: a veces las crisis ofrecen oportunidades fundacionales. Desde este punto de visa, el principal obstáculo es la casta de los siloviki, el siniestro entourage de Putin que quiere mantener a toda costa los beneficios del poder ultra-concentrado — sin preocuparse por delicadezas institucionales. Buckley parece inclinarse por la tesis de Fyodor Lukyanov, editor de Global Affairs:

Fyodor Lukyanov, editor of Russia in Global Affairs magazine, believes as soon as Mr Putin decided not to change the constitution, “he started to leave”. The internal logic of Russia’s political system now means Mr Medvedev will inevitably emerge as number one. “In more than 1,000 years of Russian history, maybe 50 people have ruled this enormous country,” he says. “It’s a job which is very, very hard to get. Once you’ve got it, there’s no sense being anybody’s puppet.”

¿Y la двоевластие argentina?
Mientras tanto, estamos en plena dvoyevlastiye argentina. ¿Quien ejerce el poder ejecutivo? ¿La Sra. Cristina, auto-declarada admiradora de Alemania, o el Sr. "K"? [2]. He presentado esta tesis en varias entradas en este blog, y veo ahora que Joaquín Morales Solá también la adopta: "Dos gobiernos conviviendo en el tiempo y en el espacio no duran mucho en ninguna parte del mundo". (Por supuesto, está pendiente el problema de los siloviki argentinos: Moyano, D'Elía, Bonafini, la UIA, los gobernadores, etc.) Desde el punto de vista de la división de poderes, los problemas del "rule of law" y del control parlamentario son esenciales, pero no necesariamente urgentes. En cambio, la no-dualidad del poder ejecutivo es un problema URGENTE. Desde aquí, la двоевластие argentina luce como un serio riesgo institucional — y poca gente parece comprenderlo.

[1] Recordar la durísima elección de 1800 en Estados Unidos: los Federalistas guiados por Adams pierden el poder a manos de los Republicanos de Jefferson. Por primera vez en la historia, un partido político cede el poder a otro de manera pacífica. La transición, finalmente exitosa, ocurre en medio de una gran incertidumbre institucional.

[2] Estos enfoques son incompatibles entre sí. En Alemania prevalece el rule of law, la independencia judicial, la libertad de prensa, la conectividad como "capital social". (Ver nuestro Índice de Frenos & Contrapesos Institucionales). El "proyecto" del Sr. "K", en cambio, es de tipo netamente bonapartista.

1 comentario:

SBTVD dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the SBTVD, I hope you enjoy. The address is http://sbtvd.blogspot.com. A hug.