miércoles, abril 09, 2008

CHOSES VUES ...

Una de arena, otra de cal. Adrián Ventura sintetiza con eficiencia el fallo de la Corte Suprema en el caso Patti: "el poder político tiene límites, y cuando se los avasalla se pone en riesgo el pluralismo". Entre los criterios utilizados por el máximo tribunal, leemos: "Si el Congreso pudiese excluir a un legislador electo de su banca, podría ocurrir que una persona sea rechazada por ser anarquista, socialista o por motivos religiosos o de género. Por eso, el Congreso no puede tener esa atribución". ¡Una de arena! La de cal viene de las páginas del diario español El País: el relanzamiento del Observatorio de Discriminación en los Medios genera duras críticas del corresponsal; la iniciativa, señala La Nación, ya fue fuertemente cuestionada por entidades periodísticas nacionales.

La administración de Cristina Kirchner, agrega El País, "considera a los medios como un elemento distorsionador de su imagen ante el público". Estamos frente a un obvio problema de lo que en el siglo XVIII ya empezaba a llamarse "la ciencia del gobierno": ¡Si nuestros gobernantes entendieran hasta qué punto se perjudican con estas pequeñeces! Los países cuya población tiene mayor acceso al capital en general y al crédito en particular tienen todos excelentes notas en materia de libertad de prensa. ¿Es tan difícil entenderlo? [Adrián Ventura: "Un fallo que valora el pluralismo", La Nación] ["Dura crítica de El País a la relación de Cristina con los medios"]

2 comentarios:

Iván dijo...

Estuvo muy bien la Corte, además la idea de "juicio moral" es muy peligrosa.

Marta Salazar dijo...

"considera a los medios como un elemento distorsionador de su imagen ante el público",

es increíble -increíblemente tonto- sostener algo así!

y qué va a hacer? clausurar los medios? estatizarlos? amordazarlos?

Un saludo Agustín!