sábado, julio 07, 2007

SARMIENTO Y EL IMBROGLIO CELULOSICO

Por Hugo Perini

Argirópolis (ciudad del Plata), es una de las obras menos conocidas de Domingo Faustino Sarmiento. Publicada en 1850, debe ser considerada como un producto de su exilio chileno y como una continuación del capítulo "Presente y Porvenir" de Facundo, en el que se encuentran bosquejados la mayoría de los temas que el sanjuanino despliega en este "raro" trabajo, cuya rareza no debería sorprendernos, ya que su autor fue definido por Paul Groussac como alguien "gigante y extraño".

En palabras de Felix Weinberg se trata de "un análisis sobrio de los más candentes
problemas argentinos y un llamado sereno y firme a la vez a todos los sectores interesados en hallar soluciones razonables
". El estilo de Argirópolis es también atípico, alejado del modo combativo tan característico del autor, por ejemplo cuando señala que

... veinte años nos hemos ocupado en saber si seríamos federales o unitarios y por ello se persiguieron, expatriaron o mataron unos a otros. La realidad del país y los acontecimientos vividos terminaron por definir la porfiada lucha … Es inútil pues detenerse sobre este punto decidido de hecho y de derecho. El Congreso será FEDERATIVO en cumplimiento del tratado que liga a todos los pueblos de la República".

Cuando se refiere a los unitarios señala:

Son un mito, un espantajo, de cuya sombra aprovechan aspiraciones torcidas. ¡Dejemos en paz sus cenizas! Los unitarios ejercieron el poder en 1824, y suponiendo que la generalidad de sus miembros tuvieron entonces la edad madura que corresponde a los hombres públicos, hoy, después de veintiséis años transcurridos, los que sobreviven al exterminio han encanecido, y cargados de años, debilitados por los sufrimientos de una vida azarosa, solo piden que se los deje descender en paz a la tumba que los aguarda.

El objetivo "utópico" del libro era instalar la capital de los "Estados Unidos del Río de la Plata" en la isla Martín García pero su objetivo "práctico" era mucho más vasto como se ha señalado.
¿Por qué Argirópolis tiene actualidad frente al conflicto con Uruguay por la instalación de la planta de Botnia?

Porque Sarmiento hace un adecuado análisis del comercio interior y exterior de los países de la cuenca del Plata como así también de la navegación de los ríos Paraná, Uruguay y Paraguay, concluyendo: "La ciudad comerciante de Montevideo resistirá ahora y siempre a someterse a su rival, la ciudad comerciante de Buenos Aires".

Si esta observación sarmientina hubiera sido tenido en cuenta por nuestro gobierno, se podría haber encarado una negociación bilateral en la que, como en toda negociación y siguiendo al sanjuanino:

No hablemos pues de derechos imprescriptibles; no busquemos en una tenaz y culpable obstinación la solución de las dificultades que nos asedian. Tomemos consejos de las circunstancias y demos a cada uno lo que legítimamente tiene derecho de exigir, sin perjudicar a los demás.

A partir de esta realista declaración de Sarmiento, ¿Qué debería haber hecho el gobierno argentino para encauzar el conflicto?

[1] Lograr la aceptación por parte de Uruguay de que violó el Estatuto del Río Uruguay.

[2] Presentar a los asambleístas la "ayuda" de la diplomacia española que hizo desistir a ENCE de construír la segunda planta como un "logro" de nuestra diplomacia, que desactivó de esa forma en un 50% la magnitud del conflicto.

[3] Obtener salvaguardias de "no-contaminación" ni química ni visual por parte de Botnia, cosa que ya tiene en el primer fallo de la Corte Internacional de La Haya.

En lugar de esto, nuestro gobierno prefirió someterse al grupo ambientalista que delibera al márgen de sus representantes y corta puentes violando la ley local e internacional y donde, como señala Sarmiento, "el grito de las pasiones sofoca casi siempre la voz templada de la razón".

El desenlace de esta cuestión luce como bastante incierto. Siguiendo al sanjuanino, como hombre de fe que era:

No maldigamos de la Providencia, que dispone y dirige los acontecimientos humanos. Deploremos nuestros propios extravíos … pero antes de entregarnos al desaliento, busquemos el medio de conciliar nuestra dignidad nacional con los intereses de los demás.

8 comentarios:

ramon cassino dijo...

NO FLACO AVOS TAMBIEN TE AGARRARON DORMIDO Y EN LA CAMA!!!!

Decime .por favor, en que momento el Uruguay violo el tratado del Rio

Lee el discurso de este infeliz gobernante que en su emnsaje al congreso da por hecho el tema de las plantas: el Jubi-monto (por lo menos de palabra)que en canciller la palabra es un tratado dio el OK.

No me hables de "contaminacion" y menos VISUAL para unos muertos de hambre al comando de un coimero canalla coberde como BUSTI!!

Te pido por favor , que lo trates de utilizar a DFS en algun tema mas serio, mas importante, mas actual,que opinar sobre BOTNIA o ENCE!!!

Es como decir,que DFS, estaria a favor de la "batalla"de las malvinas.

Con mucho respeto, me parece, que los fines de samana te caen un poco mal... que toman??
Chau
ramon cassino

hugo perini dijo...

señor cassino no soy "flaco" y como el señor mackinaly podra confirmarle, el artículo en cuestión le fue enviado antes del fin de semana, por lo que su parecer es errado. le sugiero en el futuro ceñirse a los argumentos omitiendo sus opiniones sobre el argumentador.

Alea Iacta Est dijo...

Más allá de este debate, rescatar una frase del texto me parece interesante, "el grito de las pasiones sofoca casi siempre la voz templada de la razón".
De lo que se trata entonces es contener las pasiones de los hombres. Tarea complicada desde el principio. Cabe preguntarse entonces si puede esperarse de gobiernos que naufragan en sus propias pasiones que sean garantes de instituciones creadas para "mantener a raya" a las pasiones de los hombres?, la respuesta es claramente no.
Nicolás Patrici

Agustin dijo...

Alea Iacta Est: el remedio tiene nombre -- checks & balances.

Alea Iacta Est dijo...

Agustín,
Tenés razón. Te la negué alguna vez?
Nico

ramon cassino dijo...

Estimado Agustin:

Lamento mucho, pido disculpas,por mi estilo K;sin embargo,con cierto pudor,volvi a leer la nota del Sr Hugo P:pero hay cosa que no se pueden dejar de decir:
1.Uruguay tuvo el acuerdo de la banda montonera que maneja este pais,sobre el tema pasteras y el rio Uruguay atraves del SR K (discurso en el Congreso) y de nustro canciller ( el conocido mafioso)"Dr" Bielsa.

2. No existe pruebas de la supuesta contaminacion, a menos que tengan un informe del conocido cientico Al Gore.

3.Contaminacion visual: si alguien me envia un estudio,mas o menos serio (Science,Nature) de como influye la CV en la salud humana lo acepto.Porque de que hablamos?
La contaminacion visual...donde esta y quienes la padecen???
La regula el estado???
Que clase de estado???

A mi modo de ver, los temas "calentamiento global"/"contaminacion"...etc es un solo tema que inventaron los ricos (pueden entenderlo,??) y es fogoneado por la izquierda " caviar".
Snow en buenos aires!!!
Por ahi limpia un poco la lluvia acida producto del uso de fuel pesado de origen venezuela que compran estos tipos.
La lluvia acida parece ser el mejor "igualador" social con que cuenta este pobre pais.Afecta a todos ricos y pobres.
Es imparcial, no discrimina.

ULTIMA PERLA DEL sSR Hugo P.:
"...AL SANJUANINO,COMO HOMBRE DE FE QUE ERA:"

DFS : la unica fe que tenia era en EL mismo..." YO SOY, DON YO...".

Pregunto Sr Hugo P : en que apoya su argumento que DFS era un "hombre de fe" ...
Entonces... aca entra cualquiera,sobre todo Bartolo Mitre...

Creo que mi peor insulto, fue "te agarraron dormido y en la cama.." y no FLACO...

La corto: porque...SNOW!!! en BA.

De nuevo,Agus... dispulpas...
Cordiales saludos
ramon cassino

Agustin dijo...

Ramón, mientras mantengamos un diálogo civilizado, todas las opiniones son bienvenidas. Tal vez sea una buena pregunta para Hugo: Sarmiento era un "hombre de fe"? (Aclaro que no tengo idea). Saludos.

hugo perini dijo...

agustín, cito: "el historicismo de sarmiento es... un trasunto de la fe,de la esperanza, que no lo abandonaron nunca; fe en si mismo y en su destino, fe en el destino nacional, fe -como gustaba decir frecuentemente y acaso no metafóricamente- en la Providencia divina y en sus leyes secretas y sabias" tulio halperín donghi, ensayos de historiografía, pág. 28