domingo, octubre 21, 2007

FRENOS & CONTRAPESOS. ¿PROBLEMA TÉCNICO O INSTITUCIONAL?
. Hugo Perini: "Sobre las nuevas medidas previsionales", Hugo Perini Arte & Política

El blogger amigo Hugo Perini plantea un debate interesante. En su análisis de las recientes medidas sobre el régimen de inversiones de las AFJP, Hugo sugiere ver la cuestión desde el punto de vista técnico — y no encuentra mayores problemas con las medidas. Salvando las (considerables) distancias, el episodio me recuerda la "convertibilidad ampliada" o canasta de monedas, dictada —gracias a sus "super-poderes"— por el zar Domingo Cavallo en 2001.

En esa época yo trabajaba como asesor de una AFJP. La medida había generado cierto entusiasmo entre los managers, porque muchos le atribuían todos los problemas de la economía argentina al súper-dólar y al 1 a 1 de la convertibilidad. Cuando me tocó opinar, fui contundente: "Técnicamente", dije, "la medida tiene méritos como para ser debatida". Pero de inmediato agregué: "El problema no es técnico, sino institucional".

"Que un individuo decida, de la noche a la mañana, el tipo de moneda que usarán 36 millones de argentinos, es un verdadero disparate institucional, y dudo que genere confianza". Recuerdo un trabajo publicado entonces en La Nación por el economista Federico Sturzenegger. Se trataba de un backtest de la convertibilidad ampliada, que supuestamente "demostraba" la bondad de la medida. El backtest —aunque técnicamente muy elegante— tenía un serio problema: hacía caso omiso del marco institucional.

Para mí, las verdaderas preguntas eran: ¿Cómo iban a reaccionar los ahorristas ante la arbitrariedad del ministro? ¿Acaso el 1 a 1 no era el último dique de contención frente a un liderazgo político ávido de recursos? Al final, esta evaluación negativa fue mi mejor pronóstico del año (en otras áreas no me fue tan bien). Hugo tiene razón en plantear la cuestión desde el punto de vista técnico. Pero, a juzgar por los antecedentes, creo que es también necesario tener en cuenta el ángulo institucional.

4 comentarios:

Sine Metu dijo...

a quién tienen que favorecer las decisiones de regulación de las AFJP?
a los futuros jubilados o al gobierno de turno?
la institucionalidad de las reglamentaciones debe estar medida según el primero de estos principios.
Si las normas se establecen para favorecer al gobierno perjudicando a los jubilados directamente son un delito.
si los bonos argentinos fueran la mejor opción de inversión, las AFJP se darían cuenta por sí mismas y se orientarían a esos papeles.

Iván dijo...

agustín qué te parece de lo que planteó Hugo sobre el problema de financiamiento en los noventas como causa de la reforma previsional?

Agustin dijo...

Iván. Hasta donde entiendo, la causa de las últimas medidas es ... la tasa de interés. El Sr. "K" pretende bajarlas aumentando la oferta de recursos prestables derivada de la repatriación de fondos. Muy lindo en teoría, pero creo que por cada dólar que ingrese en este concepto, los privados retirarán al menos otro. Dudo mucho que bajen las tasas de interés con medidas arbitrarias sobre la propiedad de los ciudadanos.

LoboGris de Lothlórien dijo...

El ángulo institucional es fundamental. Pues al final el mercado es un marco jurídico. Todo cambio que se imprima sobre dicho marco jurídico tiene sus efectos.

Demasiados economistas pasan por alto el aspecto institucional en sus análisis. Como dice Huerta de Soto, todo economista debe saber de derecho (gracias a él fue que me empecé a meter en el estudio de las instituciones)