miércoles, enero 18, 2006

FRENOS & CONTRAPESOS. UN MES EN LA ARGENTINA: IMPRESIONES FINALES
. LA NACIÓN

De regreso al frío y a la oscuridad del Ámsterdam invernal, repaso mis impresiones sobre el largo mes que pasé en la Argentina. Dicho en muy pocas palabras: más de lo mismo. El viejo ciclo de euforia/concentración del poder-crisis/vacío de poder (y vuelta a la euforia) se mantiene intacto. Pero hay una diferencia: la Argentina está mucho más conectada al mundo.

1.- La economía. Cuando un país crece de repente a tasas muy altas, decía Hayek, se trata seguramente de ... un país pobre. El "boom" de 2003-2005 le debe mucho a factores externos: estallido de la liquidez global, "benign neglect" de los Estados Unidos (tolera defaults porque su prioridad es la lucha contra el terrorismo), inversiones realizadas en los 1990s, etc.

En otras palabras: el timing del Sr. Néstor "K" fue extraordinario. (Exactamente al revés que De la Rúa, quien llega al poder en plena deflación mundial). Esta situación, naturalmente, puede jugarle en contra en el futuro: si "se la cree" y se auto-atribuye las razones del éxito económico, el desenlace puede ser dramático. Sobran los ejemplos históricos en este sentido.

De todas maneras, destaco la originalidad del planteo central de Roberto Lavagna: adoptar agresivamente el modelo del "Nuevo Bretton Woods" (NBW), en el que la Argentina actúa como periferia exportadora. Dado el colapso institucional de 2001-2002, fue una apuesta audaz ―y muy exitosa. Aquí, las inversiones de los (tan criticados) 1990s ayudaron enormemente: la disponibilidad de banda ancha es el verdadero milagro de la economía argentina.

2.- ¿Cómo sigue la película? Inflación, liquidez global, instituciones. Claramente, la inflación es el problema económico más inmediato. Para monitorear la evolución de este frente, sugiero leer a Enrique Szewach. En cuanto a la liquidez global, puede seguir sus vaivenes, semana a semana, en ... Mackinlay's. Pero vayamos brevemente al problema institucional y su relación con la economía.

En el modelo NBW, "graduarse" de periferia a centro sólo es posible bajando el costo del capital. Pero esto requiere derechos de propiedad estables, seguros, irrevocables, absolutos. Es decir: se necesita un marco institucional de Rule of Law o "imperio de la legalidad" (según la acertada traducción de LA NACIÓN). Una de las características del Rule of Law es la independencia judicial.

El Sr. "K" y sus allegados no han percibido la importancia de este punto. De hecho, han elegido el camino inverso, como lo demuestra el caso del Consejo de la Magistratura. Tampoco parecen entender la importancia de la libertad de prensa. Pero no dudo en decirlo: el "caso Eliaschev" y la ambición por controlar la justicia se traducirán ―tarde o temprano― en un mayor costo del capital. Esta es la principal duda económica que tengo sobre el futuro del país.

3.- Increíble conectividad. La profusión de locutorios-internet, la disponibilidad de banda ancha, los precios razonables del hardware, la decente calidad de los profesionales en tecnología de información: todo esto contribuye a crear "la Argentina más global de la historia", según la definición del empresario Martín Varsasky.

La conectividad permite ampliar los horizontes exportadores, abaratar el costo del capital, estudiar las tendencias institucionales en países exitosos, informar al resto del mundo sobre lo que sucede en el país, etc. Claramente, este es el aspecto que veo como más positivo en la Argentina de 2006.

4.- Interesante panorama religioso. La heroica decisión de la Iglesia Católica de lograr el auto-financiamiento es ... una revolución. La Iglesia estará así en mejores condiciones para competir con el "boom" de los evangelistas. Estos últimos, a su vez, parecen haber "salido de las villas": ahora apuntan a la clase media. Una apuesta: en pocos meses los veremos desembarcar ... en Barrio Norte.

El (probable) renacer del cristianismo es un elemento importante contra la decadencia impuesta por la cultura "progresista". De acuerdo a los postulados de esta última, todo comportamiento ilegal parece tener una justificación en la "injusticia" de nuestra civilización. El resultado es el previsible: prepotentes, ladrones, mafiosos, asesinos de jubilados y violadores actúan con una increíble impunidad...

3 comentarios:

Jorge dijo...

buen viaje!

muy bueno tus reportes de la visita a Argentina!

agustin dijo...

gracias Jorge ... De paso, voy a "chequear" regularmente tu blog.

Isidro Beccar Varela dijo...

Agustin.
Muy interesante, especialmente tu reflexion sobre la conectividad.
Como todos sabemos USA en general es el trend setter en muchos aspectos. Aqui realmente internet (y los talk shows), rompieron el monopolio de los medios tradicionales, en general inclinados a la izquierda o por lo menos a la politically correctness. Esto en gran medida es posible por que la enorme mayoria de la poblacion esta on line.
Si en Argentina se reproduce el fenomeno, creo que seria un paso importante para empezar a pensar en una reaccion.